Planes de Cuidados de Enfermería: Guía y listado actualizado

Planes de Cuidados de Enfermería: Guía y listado actualizado

Para escribir el mejor plan de cuidados de enfermería posible, se requiere un enfoque paso a paso para completar correctamente cada una de las partes necesarias para un plan de cuidados. En esta guía, tendrás acceso a un listado completo de planes de cuidados de enfermería (PCN) enfocado en distintos diagnósticos de enfermería de la NANDA para que los estudiantes de enfermería y enfermeros profesionales los utilicen, ¡todo gratis! Se incluyen componentes, ejemplos, objetivos y propósitos de un plan de cuidados junto con una guía elaborada sobre cómo escribir un impresionante plan de cuidados de enfermería o una plantilla para su unidad.

¿Qué es un plan de cuidados de enfermería?

Un plan de cuidados de enfermería (PCN) es un proceso formal que incluye la identificación correcta de las necesidades existentes, así como el reconocimiento de las necesidades o riesgos potenciales. Los planes de cuidados también proporcionan un medio de comunicación entre los enfermeros, sus pacientes y otros proveedores de atención sanitaria para lograr resultados en la atención sanitaria. Sin el proceso de planificación de los cuidados de enfermería, se perdería la calidad y la coherencia en la atención al paciente.

Los planes de cuidados incluyen las intervenciones de la enfermera para abordar los diagnósticos de enfermería del paciente y producir los resultados deseados.

La planificación de los cuidados de enfermería comienza cuando el paciente es admitido en la unidad y se actualiza continuamente en respuesta a los cambios del estado del paciente y a la evaluación de la consecución de los objetivos. La planificación y prestación de cuidados individualizados o centrados en el paciente es la base de la excelencia en la práctica de la enfermería.

Tipos de planes de cuidados de enfermería

Los planes de cuidados pueden ser informales o formales: El plan de cuidados de enfermería informal es una estrategia de actuación que existe en la mente de la enfermera. Un plan de cuidados de enfermería formal es una guía escrita o informatizada que organiza la información sobre los cuidados del paciente. Los planes de cuidados formales se subdividen en plan de cuidados estandarizado y plan de cuidados individualizado: Los planes de cuidados estandarizados especifican los cuidados de enfermería para grupos de pacientes con necesidades cotidianas. Los planes de cuidados individualizados se adaptan a las necesidades únicas de un paciente específico o a las necesidades que no se abordan en el plan de cuidados estandarizado.

Objetivos

A continuación, se exponen las metas y objetivos de la redacción de un plan de cuidados de enfermería:

  • Promover los cuidados de enfermería basados en la evidencia y proporcionar condiciones agradables y familiares en los hospitales o centros de salud.
  • Apoyar la atención holística que involucra a toda la persona, incluyendo lo físico, lo psicológico, lo social y lo espiritual en relación con el manejo y la prevención de la enfermedad.
  • Establecer programas como las vías de atención y los paquetes de atención. Las vías de atención implican un esfuerzo de equipo para llegar a un consenso con respecto a las normas de atención y los resultados esperados, mientras que los paquetes de atención están relacionados con las mejores prácticas con respecto a la atención prestada para una enfermedad específica.
  • Identificar y distinguir los objetivos y los resultados esperados.
  • Revisar la comunicación y la documentación del plan de cuidados.
  • Medir los cuidados de enfermería.

Objetivos de un plan de cuidados de enfermería

A continuación, se exponen los objetivos y la importancia de redactar un plan de cuidados de enfermería:

  • Define el papel de la enfermera. Ayuda a identificar el papel único de las enfermeras a la hora de atender la salud y el bienestar general de los pacientes sin tener que depender totalmente de las órdenes o intervenciones de un médico.
  • Proporciona dirección para el cuidado individualizado del paciente. Permite a la enfermera pensar de forma crítica sobre cada paciente y desarrollar intervenciones directamente adaptadas al individuo.
  • Continuidad de los cuidados. Las enfermeras de diferentes turnos o plantas pueden utilizar los datos para prestar la misma calidad y tipo de intervenciones para atender a los pacientes, lo que permite que éstos reciban el máximo beneficio del tratamiento.
  • Documentación. Debe describir con precisión qué observaciones hay que hacer, qué acciones de enfermería hay que llevar a cabo y qué instrucciones necesita el paciente o los familiares. Si los cuidados de enfermería no se documentan correctamente en el plan de cuidados, no hay pruebas de que se hayan prestado.
  • Sirve de guía para asignar un personal específico a un paciente concreto. Hay casos en los que la atención al paciente debe asignarse a un personal con habilidades particulares y precisas.
  • Sirve de guía para el reembolso. La historia clínica es utilizada por las compañías de seguros para determinar lo que pagarán en relación con la atención hospitalaria recibida por el paciente.
  • Define los objetivos del paciente. No sólo beneficia a las enfermeras, sino también a los pacientes, al implicarlos en su propio tratamiento y cuidados.

Componentes de un plan de cuidados de enfermería

Un plan de cuidados de enfermería suele incluir los diagnósticos de enfermería, los problemas del paciente, los resultados esperados y las intervenciones de enfermería y su justificación. Estos componentes se detallan a continuación:

  1. Evaluación de la salud del paciente, resultados médicos e informes de diagnóstico. Esta es la primera medida para poder diseñar un plan de cuidados. En particular, la evaluación del paciente está relacionada con las siguientes áreas y capacidades: física, emocional, sexual, psicosocial, cultural, espiritual/transpersonal, cognitiva, funcional, relacionada con la edad, económica y ambiental. La información en este ámbito puede ser subjetiva y objetiva.
  2. Los resultados esperados de los pacientes se describen a grandes rasgos. Estos pueden ser a largo y corto plazo.
  3. Las intervenciones de enfermería están documentadas en el plan de cuidados.
  4. Justificación de las intervenciones para que sean cuidados basados en la evidencia.
  5. Evaluación. Documenta el resultado de las intervenciones de enfermería.

Formatos del plan de cuidados de enfermería

Los formatos de los planes de cuidados de enfermería suelen clasificarse u organizarse en cuatro columnas:

  1. diagnósticos de enfermería
  2. resultados y objetivos deseados
  3. intervenciones de enfermería
  4. evaluación

En ocaciones, se utiliza un plan de tres columnas en el que los objetivos y la evaluación están en la misma columna. Otras veces,  se tiene un plan de cinco columnas que incluye una columna para las claves de evaluación.

Ilustración 2Un formato de plan de atención de 4 columnas

A continuación, encontrará un documento que contiene plantillas de muestra para los diferentes formatos de planes de cuidados de enfermería. Por favor, siéntase libre de editar, modificar y compartir la plantilla.

Planes de cuidados de enfermería de estudiantes

Los planes de cuidados de los estudiantes son más extensos y detallados que los planes de cuidados utilizados por las enfermeras en activo, ya que son una actividad de aprendizaje para los estudiantes.

Los planes de cuidados de los estudiantes de enfermería son más detallados

Los planes de cuidados de los estudiantes de enfermería suelen estar escritos a mano y tienen una columna adicional de “Justificación” o “Explicación científica” después de la columna de intervenciones de enfermería. Las justificaciones son principios científicos que explican las razones para seleccionar una determinada intervención de enfermería.

Redactar un plan de cuidados de enfermería

¿Cómo se redacta un plan de cuidados de enfermería?
Sólo tienes que seguir los siguientes pasos para elaborar un plan de cuidados para tu paciente.

Paso 1: Recogida de datos o evaluación

El primer paso para redactar un plan de cuidados de enfermería es crear una base de datos de pacientes utilizando técnicas de evaluación y métodos de recogida de datos (valoración física, historia clínica, entrevista, revisión de la historia clínica, estudios de diagnóstico). Una base de datos de pacientes incluye toda la información sanitaria recopilada. En este paso, la enfermera puede identificar los factores relacionados o de riesgo y las características definitorias que pueden utilizarse para formular un diagnóstico de enfermería. Algunas agencias o escuelas de enfermería tienen sus propios formatos de evaluación que se pueden utilizar.

Paso 2: Análisis y organización de los datos

Ahora que tienes información sobre la salud del paciente, analiza, agrupa y organiza los datos para formular tu diagnóstico de enfermería, las prioridades y los resultados deseados.

Paso 3: Formular el diagnóstico de enfermería

Los diagnósticos de enfermería de la NANDA son una forma uniforme de identificar, enfocar y tratar las necesidades específicas de los pacientes y las respuestas a los problemas reales y de alto riesgo. Los problemas de salud reales o potenciales que pueden prevenirse o resolverse mediante una intervención de enfermería independiente se denominan diagnósticos de enfermería. En esta guía hemos detallado los pasos para formular los diagnósticos de enfermería: Guía y listado de diagnósticos de enfermería NANDA: Todo lo que DEBES saber para SER UN EXPERTO en Diagnósticos Enfermeros 2021

Paso 4: Establecer prioridades

El establecimiento de prioridades es el proceso de establecer una secuencia preferente para abordar los diagnósticos e intervenciones de enfermería. En este paso, la enfermera y el paciente comienzan a planificar qué diagnóstico de enfermería requiere atención en primer lugar. Los diagnósticos pueden clasificarse y agruparse según tengan una prioridad alta, media o baja. Los problemas que ponen en peligro la vida deben tener una prioridad alta.

La jerarquía de necesidades de Maslow se utiliza con frecuencia a la hora de establecer prioridades.

Los valores y las creencias del paciente en materia de salud, las propias prioridades del paciente, los recursos disponibles y la urgencia son algunos de los factores que la enfermera debe tener en cuenta a la hora de asignar prioridades. Implicar al paciente en el proceso para mejorar su cooperación.

Paso 5: Establecer los objetivos del paciente y los resultados deseados

Después de asignar prioridades a su diagnóstico de enfermería, la enfermera y el paciente establecen objetivos para cada prioridad determinada. Los objetivos o los resultados deseados describen lo que la enfermera espera conseguir mediante la aplicación de las intervenciones de enfermería y se derivan de los diagnósticos de enfermería del paciente. Los objetivos proporcionan una dirección para la planificación de las intervenciones, sirven como criterio para evaluar el progreso del paciente, permiten al paciente y a la enfermera determinar qué problemas se han resuelto, y ayudan a motivar al paciente y a la enfermera proporcionándoles una sensación de logro.

Ejemplo de objetivos y resultados deseados. Fíjate en cómo están formateados/escritos.

Se determina un objetivo general para cada diagnóstico de enfermería. Los términos objetivo, resultado y resultado esperado se utilizan a menudo indistintamente.

Objetivos a corto y largo plazo

Los objetivos y los resultados esperados deben ser medibles y estar centrados en el paciente. Los objetivos se construyen centrándose en la prevención, resolución y/o rehabilitación de problemas. Los objetivos pueden ser a corto o a largo plazo. En un entorno de cuidados intensivos, la mayoría de los objetivos son a corto plazo, ya que gran parte del tiempo de la enfermera se dedica a las necesidades inmediatas del paciente. Los objetivos a largo plazo se utilizan a menudo para los pacientes que tienen problemas de salud crónicos o que viven en casa, en residencias de ancianos o en centros de cuidados prolongados.

  • Objetivo a corto plazo: declaración que distingue un cambio de comportamiento que puede completarse inmediatamente, normalmente en unas horas o días.
  • Objetivo a largo plazo: indica un objetivo que debe completarse a lo largo de un periodo más largo, normalmente durante semanas o meses.
  • Planificación del alta: implica nombrar los objetivos a largo plazo y, por tanto, promover la continuidad de los cuidados reconstituyentes y la resolución de los problemas a través de la sanidad domiciliaria, la fisioterapia u otras fuentes de derivación.

Componentes de los objetivos y resultados deseados

Los objetivos o declaraciones de resultados deseados suelen tener los cuatro componentes siguientes: un sujeto, un verbo, condiciones o modificadores y el criterio de rendimiento deseado.

Componentes de los objetivos y resultados deseados en un plan de cuidados de enfermería.

  • El sujeto es el paciente, cualquier parte del paciente o algún atributo del paciente (por ejemplo, el pulso, la temperatura, la producción de orina). A menudo se omite el sujeto en la redacción de los objetivos porque se asume que el sujeto es el paciente a menos que se indique lo contrario (familia, pareja).
  • El verbo especifica una acción que el paciente debe realizar, por ejemplo, lo que debe hacer, aprender o experimentar.
  • Condiciones o modificadores. Son los “qué, cuándo, dónde o cómo” que se añaden al verbo para explicar las circunstancias en las que se debe realizar la conducta.
  • Criterio de rendimiento deseado. El criterio indica el estándar por el que se evalúa una actuación o el nivel al que el paciente realizará el comportamiento especificado. Son opcionales.

Al redactar los objetivos y los resultados deseados, la enfermera debe seguir estos consejos:

  1. Escriba los objetivos y los resultados en términos de las respuestas del paciente y no como actividades de la enfermera. Comenzar cada objetivo con “El paciente […]” ayuda a centrar el objetivo en el comportamiento y las respuestas del paciente.
  2. Evite escribir objetivos sobre lo que la enfermera espera conseguir, y céntrese en lo que hará el paciente.
  3. Utilice términos observables y medibles para los resultados. Evite utilizar palabras vagas que requieran la interpretación o el juicio del observador.
  4. Los resultados deseados deben ser realistas en relación con los recursos, las capacidades y las limitaciones del paciente, así como con el tiempo de atención previsto.
  5. Asegurarse de que los objetivos son compatibles con las terapias de otros profesionales.
  6. Asegúrese de que cada objetivo se deriva de un solo diagnóstico de enfermería. Mantenerlo así facilita la evaluación de los cuidados al garantizar que las intervenciones de enfermería planificadas están claramente relacionadas con el diagnóstico establecido.
  7. Por último, asegúrese de que el paciente considera importantes los objetivos y los valora para garantizar la cooperación.

Paso 6: Selección de las intervenciones de enfermería

Las intervenciones de enfermería son actividades o acciones que la enfermera realiza para alcanzar los objetivos del paciente. Las intervenciones elegidas deben centrarse en eliminar o reducir la etiología del diagnóstico enfermero. En cuanto a los diagnósticos enfermeros de riesgo, las intervenciones deben centrarse en reducir los factores de riesgo del paciente. En este paso, las intervenciones de enfermería se identifican y se escriben durante el paso de planificación del proceso de enfermería; sin embargo, se realizan realmente durante el paso de implementación.

Tipos de intervenciones de enfermería

Las intervenciones de enfermería pueden ser independientes, dependientes o de colaboración:

Tipos de intervenciones de enfermería en un plan de cuidados.

  • Las intervenciones de enfermería independientes son actividades que las enfermeras están autorizadas a iniciar basándose en su buen juicio y sus habilidades. Incluyen: la evaluación continua, el apoyo emocional, la provisión de consuelo, la enseñanza, los cuidados físicos y la derivación a otros profesionales de la salud.
  • Las intervenciones de enfermería dependientes son actividades realizadas bajo las órdenes o la supervisión del médico. Incluyen las órdenes para que la enfermera proporcione medicamentos, terapia intravenosa, pruebas diagnósticas, tratamientos, dieta y actividad o descanso. La evaluación y la explicación mientras se administran las órdenes médicas también forman parte de las intervenciones de enfermería dependientes.
  • Las intervenciones colaborativas son acciones que la enfermera lleva a cabo en colaboración con otros miembros del equipo sanitario, como médicos, trabajadores sociales, dietistas y terapeutas. Estas acciones se desarrollan en consulta con otros profesionales sanitarios para obtener su punto de vista profesional.

Las intervenciones de enfermería deben ser:

  • Seguro y apropiado para la edad, la salud y el estado del paciente.
  • Se puede lograr con los recursos y el tiempo disponibles.
  • En línea con los valores, la cultura y las creencias del paciente.
  • En línea con otras terapias.
  • Basado en los conocimientos y la experiencia de la enfermería o en los conocimientos de las ciencias pertinentes.

Al redactar las intervenciones de enfermería, siga estos consejos:

  1. Escriba la fecha y firme el plan. La fecha de redacción del plan es esencial para la evaluación, la revisión y la planificación futura. La firma de la enfermera demuestra su responsabilidad.
  2. Las intervenciones de enfermería deben ser específicas y estar claramente enunciadas, comenzando con un verbo de acción que indique lo que se espera que haga la enfermera. El verbo de acción inicia la intervención y debe ser preciso. Los calificativos de cómo, cuándo, dónde, tiempo, frecuencia y cantidad proporcionan el contenido de la actividad planificada. Por ejemplo: “Educar a los padres sobre cómo tomar la temperatura y notificar cualquier cambio”, o “Evaluar la orina en cuanto a color, cantidad, olor y turbidez”.
  3. Utilice únicamente las abreviaturas aceptadas por la institución.

Paso 7: Proporcionar una justificación

Los fundamentos, también conocidos como explicación científica, son las razones subyacentes por las que se eligió la intervención de enfermería para el PNC.

Ejemplos de intervenciones de enfermería y justificación de un plan de cuidados (PNC)

Las justificaciones no aparecen en los planes de cuidados habituales, se incluyen para ayudar a los estudiantes de enfermería a asociar los principios fisiopatológicos y psicológicos con la intervención de enfermería seleccionada.

Paso 8: Evaluación

La evaluación es una actividad planificada, continua y con un propósito, en la que se evalúa el progreso del paciente hacia la consecución de los objetivos o resultados deseados, y la eficacia del plan de cuidados de enfermería (PNC). La evaluación es un aspecto importante del proceso de enfermería porque las conclusiones que se extraen de este paso determinan si la intervención de enfermería debe terminarse, continuarse o cambiarse.

Paso 9: Ponerlo por escrito

El PNC del paciente se documenta de acuerdo con la política del hospital y pasa a formar parte de la historia clínica permanente del paciente, que puede ser revisada por la enfermera entrante. Los diferentes programas de enfermería tienen diferentes formatos de planes de cuidados, la mayoría están diseñados para que el estudiante proceda sistemáticamente a través de los pasos interrelacionados del proceso de enfermería, y muchos utilizan un formato de cinco columnas.

Lista del plan de cuidados de enfermería

En esta sección, enumeramos los ejemplos de planes de cuidados de enfermería y los diagnósticos de enfermería de la NANDA para diversas enfermedades y condiciones de salud. Están segmentados en categorías:

Observación: Esta sección se encuentra en desarrollo y se irán agregando poco a poco los distintos planes de cuidados de enfermería.

Planes básicos de enfermería y cuidados generales

Ejemplos de planes de cuidados de enfermería diversos que no encajan en otras categorías:

  • Cáncer (enfermería oncológica)
  • Cuidados al final de la vida (cuidados paliativos)
  • Enfermería geriátrica (adultos mayores)
  • Cirugía (paciente perioperatorio)
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Nutrición parenteral total

Planes de cirugía y cuidados perioperatorios

Planes de atención que implican una intervención quirúrgica.

  • Amputación
  • Apendicectomía
  • Colecistectomía
  • Fractura
  • Hemorroides
  • Histerectomía
  • Ileostomía y colostomía
  • Laminectomía (cirugía de disco)
  • Mastectomía
  • Gastrectomía subtotal
  • Cirugía (paciente perioperatorio)
  • Tiroidectomía
  • Sustitución total de la articulación (rodilla, cadera)

Planes de atención a la madre y al recién nacido

Planes de cuidados de enfermería (PCN) relacionados con los cuidados de la madre embarazada y su bebé. Véanse los planes de cuidados de enfermería de maternidad y obstetricia:

  • Abruptio Placenta
  • Parto por cesárea
  • Paladar hendido y labio leporino
  • Parto Disfuncional (Distocia)
  • Terminación electiva
  • Diabetes mellitus gestacional
  • Hiperbilirrubinemia
  • Etapas del parto, parto inducido y aumentado
  • Sepsis neonatal
  • Pérdida perinatal
  • Placenta Previa
  • Hemorragia posparto
  • Tromboflebitis posparto
  • Hemorragia prenatal
  • Dependencia/abuso prenatal de sustancias
  • Trabajo Precipitado
  • Hipertensión inducida por el embarazo
  • Dilatación prematura del cuello uterino
  • Infección prenatal
  • Trabajo de parto prematuro
  • Infección puerperal

Planes de cuidados de enfermería pediátrica

Planes de cuidados de enfermería (PCN) para condiciones y enfermedades pediátricas:

  • Glomerulonefritis aguda
  • Fiebre reumática aguda
  • Apnea
  • Convulsiones febriles benignas
  • Tumor cerebral
  • Bronquiolitis
  • Displasia broncopulmonar (DBP)
  • Cateterismo cardíaco
  • Parálisis cerebral
  • Maltrato infantil
  • Labio leporino y paladar hendido
  • Cardiopatías congénitas
  • Displasia congénita de cadera
  • Síndrome del crup
  • Criptorquidia (testículos no descendidos)
  • Fibrosis quística
  • Diabetes mellitus tipo 1 (diabetes juvenil)
  • Niño moribundo
  • Epiglotitis
  • Convulsión febril
  • Síndrome de Guillain-Barre
  • Niño hospitalizado
  • Hidrocefalia
  • Hipospadias y Epispadias
  • Intususcepción
  • Artritis reumatoide juvenil
  • Enfermedad de Kawasaki
  • Meningitis
  • Síndrome nefrótico
  • Sarcoma osteogénico (osteosarcoma)
  • Otitis Media
  • Escoliosis
  • Espina bífida
  • Amigdalitis y adenoiditis
  • Hernia umbilical e inguinal
  • Reflujo vesicoureteral (RVU)
  • Tumor de Wilms (nefroblastoma)

Planes de cuidados cardíacos

Planes de cuidados de enfermería sobre las diferentes enfermedades del sistema cardiovascular:

  • Angina de pecho (enfermedad de las arterias coronarias)
  • Arritmia cardíaca (toxicidad de los digitálicos)
  • Cateterismo cardíaco
  • Shock cardiogénico
  • Cardiopatías congénitas
  • Insuficiencia cardíaca
  • Hipertensión
  • Shock hipovolémico
  • Infarto de miocardio
  • Terapia con marcapasos

Planes de atención endocrina y metabólica

Planes de cuidados de enfermería (PCN) relacionados con el sistema endocrino y el metabolismo:

  • Equilibrio ácido-base
  • respiratoriaAcidosis
  • respiratoria Alcalosis
  • tabólica- Acidosis me
  • Metabolic – Alcalosis metabólica
  • Enfermedad de Addison
  • Enfermedad de Cushing
  • Diabetes mellitus tipo 1 (diabetes juvenil)
  • Diabetes Mellitus Tipo2
  • Cetoacidosis diabética (CAD) y síndrome hiperglucémico hiperosmolar no cetósico (HHNS)
  • Trastornos de la alimentación: Anorexia y bulimia nerviosa
  • Desequilibrios de líquidos y electrolitos:
  • – Equilibrio de líquidos:Hipervolemiae hipovolemia
  • – Desequilibrios de potasio (K): Hipercalemia e Hipocalemia
  • sodio(Na)- Desequilibrios de:HipernatremiaeHiponatremia
  • – Desequilibrios de magnesio (Mg):Hipermagnesemiae Hipomagnesemia
  • calcio(Ca- Desequilibrios de:HipercalcemiaeHipocalcemia
  • Diabetes mellitus gestacional
  • Hipertiroidismo
  • Hipotiroidismo
  • Obesidad
  • Tiroidectomía

Gastrointestinal

Planes de atención (PNC) que cubren los trastornos del sistema gastrointestinal y digestivo:

  • Apendicectomía
  • Colecistectomía
  • Colecistitis y colelitiasis
  • Gastroenteritis
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Hemorroides
  • Hepatitis
  • Ileostomía y colostomía
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Intususcepción
  • Cirrosis hepática
  • Pancreatitis
  • Peritonitis
  • Enfermedad de úlcera péptica
  • Gastrectomía subtotal

Genitourinario

Planes de atención relacionados con los trastornos del sistema reproductivo y urinario:

  • Glomerulonefritis aguda
  • Insuficiencia renal aguda
  • Hiperplasia prostática benigna (HPB)
  • Insuficiencia renal crónica
  • Hemodiálisis
  • Histerectomía
  • Mastectomía
  • Menopausia
  • Síndrome nefrótico
  • Diálisis peritoneal
  • Prostatectomía
  • Urolitiasis (cálculos renales)
  • Infección del tracto urinario
  • Reflujo vesicoureteral (RVU)

Hematológico y linfático

Planes de cuidados relacionados con el sistema hematológico y linfático:

  • Shock anafiláctico
  • Anemia
  • Aneurisma de aorta
  • Trombosis venosa profunda
  • Coagulación intravascular diseminada
  • Hemofilia
  • Leucemia
  • Linfoma
  • Sepsis y septicemia
  • Crisis de la anemia falciforme

Enfermedades infecciosas

PNC para enfermedades transmisibles e infecciosas:

  • Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) (VIH positivo)
  • Fiebre reumática aguda
  • Dengue hemorrágico
  • Herpes Zoster (culebrilla)
  • Influenza (gripe)
  • Tuberculosis pulmonar

Integumentario

Todo sobre los trastornos y condiciones que afectan al sistema tegumentario:

  • Quemaduras
  • Dermatitis
  • Úlceras por presión (escaras)

Salud mental y psiquiatría

Planes de cuidados para la salud mental y la enfermería psiquiátrica:

  • Abstinencia de alcohol
  • Trastornos de ansiedad y pánico
  • Trastornos bipolares
  • Depresión mayor
  • Trastornos de la personalidad
  • Esquizofrenia
  • Agresión sexual
  • Dependencia y abuso de sustancias
  • Comportamientos suicidas

Neurológico

Planes de cuidados de enfermería (PCN) para los trastornos del sistema nervioso:

  • Enfermedad de Alzheimer
  • Tumor cerebral
  • Parálisis cerebral
  • Accidente cerebrovascular
  • Síndrome de Guillain-Barre
  • Meningitis
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Parkinson
  • Trastorno convulsivo
  • Lesión medular

Musculoesquelético

Planes de cuidados relacionados con el sistema musculoesquelético:

  • Amputación
  • Displasia congénita de cadera
  • Fractura
  • Artritis reumatoide juvenil
  • Laminectomía (cirugía de disco)
  • Osteoartritis
  • Osteoporosis
  • Artritis reumatoide
  • Escoliosis
  • Sustitución total de la articulación (rodilla, cadera)

Oftalmología

Planes de atención relacionados con los trastornos oculares:

  • Cataratas
  • Glaucoma
  • Degeneración macular

Respiratorio

Planes de cuidados para los trastornos del sistema respiratorio:

  • Asma
  • Bronquiolitis
  • Displasia broncopulmonar (DBP)
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Fibrosis quística
  • Hemotórax y Neumotórax
  • Influenza (gripe)
  • Cáncer de pulmón
  • Ventilación mecánica
  • Casi ahogado
  • Derrame pleural
  • Neumonía
  • Embolia pulmonar
  • Tuberculosis pulmonar
  • Traqueotomía

Referencias y fuentes

Material de lectura y fuentes recomendadas para esta guía de plan de cuidados de enfermería: